Programa XFit

El programa XFit consiste en ofrecer apoyos personalizados en entornos naturales para la autonomía, autodeterminación y participación de adolescentes, jóvenes y adultos/as con Síndrome X Frágil.

Las dos grandes áreas de trabajo de XFIT son:

La autonomía personal: capacidad para desarrollar las actividades, básicas o instrumentales de la vida diaria, de manera independiente y segura para el propio individuo. Por ejemplo, la alimentación, el autocuidado, manejar el teléfono, coger un autobús, comprar el pan, etc.

La autodeterminación: capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias. La OMS, en el 2001 lo define literalmente como el proceso mediante el cual las personas adquieren mayor control sobre sus acciones y decisiones.

 

Objetivos principales:

  1. Apoyar a los participantes del programa en el desarrollo de su autonomía personal, autodeterminación y autogobierno.
  2. Dotar y facilitar a la familia los recursos y herramientas necesarias para romper los miedos y las dificultades para que puedan potenciar la “intervención activa” en lo referente a la autonomía y autodeterminación de sus hijos/as.

El programa XFIT está dirigido a jóvenes y adultos, hombres y mujeres, mayor de 12 años, con SXF asociados a ASXFM. Se desarrolla en los entornos naturales de las personas y sus principales aliados son los recursos que nos ofrece la comunidad.

       

 

Algunos ejemplos de actividades:

  • Visitas a los lugares de cultura y ocio del barrio (bibliotecas, cines, jardines, centros culturales…) y eligiendo previamente por parte del/a participante (en la medida de lo posible) a dónde quiere acudir y lo que quiere hacer.
  • Elaboración de planos adaptados (referencias visuales reales: imágenes fotográficas) y/u otros materiales necesarios.
  • Entrenamiento de las rutas acordadas, sin olvidar que deben ser trayectos significativos y con sentido.
  • Fotografiar las monedas para jugar mientras aprendemos a reconocerlas y utilizar el dinero, a la vez que compro cosas y espero las vueltas o no.